FernandaRúa

4 Hábitos para una Vida Saludable

Alguna vez ha pasado por tu cabeza ¿cómo le hacen todos para hacer ejercicio diario? o ¿cómo logran comer sanamente siempre? 

¿Te has preguntado por qué a ti se te hace un poco más difícil lograr constantemente las actividades de una vida saludable?

Si la respuesta es sí, quiero decirte primero que no pasa nada, no estás mal ni eres menos persona por eso, simplemente necesitas trabajar en constancia para lograr hábitos. 

En tu vida diaria tienes muchas oportunidades para optar por una vida saludable o no, pero ¿has aprendido a diferenciar estos momentos ya?

Hoy escribo para ti 4 hábitos que te ayudarán a ver este estilo de vida como algo normal y así poco a poco adaptarte a este ritmo.

  1. Hidrátate 

Empezamos con algo tan sencillo como el agua. Tu cuerpo necesita de mucha agua para poder hacer funciones como regular la temperatura, mantener la piel hidratada o lubricar articulaciones y órganos. 

¿Cómo lo vamos a lograr? La manera más fácil es teniendo siempre al alcance el agua. A veces nos ocupamos demasiado o estamos haciendo diferentes actividades e ir a servirte agua parece que quita mucho tiempo, sin embargo si preparas tu botella de agua y la mantienes cerca de ti, bastará menos de 1 minuto para la hidratación necesaria.

 

  1. Buena alimentación

Más allá de seguir una dieta, si no has tenido la oportunidad de ir con un nutriólogo o no preparaste en el día tus comidas correspondientes, no necesitas desquitarte comiendo comida chatarra, o las primeras galletas que encontraste. El hábito es buscar lo más saludable que esté a tu alcance. ¡Siempre hay opciones! El punto es ver más allá de lo que estamos cotidianamente acostumbrados a comprar en la tiendita. 

 

  1. 30 minutos hacen la diferencia

¿No tienes tiempo para una larga rutina de ejercicio? ¿No te gusta ir al gimnasio? ¡No es pretexto! 30 minutos al día que dediques para hacer ejercicio es lo mínimo requerido para que comiences el hábito. Date esos primeros treinta minutos y verás como poco a poco tendrás tiempo para un poquito más. El objetivo del ejercicio no solo es bajar de peso o tonificar tus músculos, es conversar nuestra salud, es cuidarnos. Comienza poco a poco, tu cuerpo lo agradecerá.

 

  1. Aprende a descansar

Seguro ahora pensarás ¿cómo descansar hace de mi vida más saludable? Pues resulta que si no cuidas esta parte tan fundamental, tu cuerpo no tendrá las condiciones óptimas para todas las actividades que haces en tu día a día. 

Sé que a veces el trabajo puede ser demasiado, pero es fundamental que te hagas el espacio suficiente para dormir de menos 7 horas, aunque tú sientas que despiertas al 100 si duermes 5 horas, tu cuerpo con el paso del tiempo lo resentirá, y es por eso tan importante comprender cómo es que el descanso se vuelve parte de una vida saludable.

 

Ahora que lo sabes, inténtalo. Lo más importante para que deje de ser un hábito y se convierta en parte de nuestra rutina es que lo hagas constantemente durante 21 días, recuerda siempre por qué quieres lograr una vida saludable y tómalo como motivación. 

 

También recuerda que no serás la mejor en estos hábitos en el día 1, pero, cada día que lo haces, das un paso más para serlo. Comienza poco a poco y enamórate de la vida saludable.

 

También te pueden interesar

Todo lo que tienes que saber de comer saludable

Comiendo saludable Hablemos con la verdad, cuando decimos “comer saludable” automáticamente en tu mente se ilumina una imagen de luchugas, jitomates, espinacas y quién sabeLeer más

Ejercicios para los que no conocemos límites

5 EJERCICIOS EN CASA Si eres de los que dejaron de ir al gimnasio por la pandemia, ya sea por precaución, por recorte de presupuestoLeer más

ESTRÉS VS ALIMENTACIÓN

Evita el estrés gracias a tu alimentación Alimentos que ayudan a combatir el estrés ¿Quién no se ha sentido demasiado estresado alguna vez? Todos enLeer más