FernandaRúa

Vida Saludable = Vida Feliz

¿Ustedes, alguna vez, se han sentido presionados por escuchar la frase “no llevas una vida saludable”?

 

Hola ¿Cómo están? El día de hoy quiero hablarles de cómo podemos dejar de estar peleadas con llevar un estilo de vida saludable.
En diferentes ocasiones escuchamos de lo importante que es comer bien, ejercitarse, evitar alimentos que nos dañen o bebidas que perjudican la salud; todo esto puede presionarnos a pensar todo el tiempo en si lo estamos haciendo bien, y si fallamos en algo nos sentimos demasiado culpables. Sin embargo hoy hablaremos de situaciones en las que seguro has estado y cómo puedes afrontarlo, todo esto con el fin de dejar de sufrir en este estilo de vida.

 

  1. Conocerte es elemental 

Primero debemos entender que una vida saludable no es solo dejar de comer pan o solo comer lechuga. Debemos conocer el balance perfecto que nuestro cuerpo necesita. Lo más recomendable es ir con un nutriólogo a que te dé un plan alimenticio adecuado, pero si aún no tienes tiempo para ir, puedes acudir a conocer el plato de buen comer para conocer de porciones, o incluso leer de vez en cuando artículos que hablen al respecto.

Tú sabes que alimentos te hacen daño, te inflaman o te hacen cansancio o pesadez, entonces solo piensa antes de comer “¿cómo me siento después de comer esto?”

  1. Hablemos del ejercicio

Las ideas que hay al rededor del ejercicio son muchas y puede ir desde el extremo de decir “me encanta, me dedicaré a esto” o por otro lado “lo odio, no puedo ni pensar en hacer ejercicio”. Al igual que con muchas cosas en la vida, lo ideal es llegar a ese punto medio donde sí disfrutes ejercitarte y no lo hagas por compromiso o por obligación únicamente.
Entendamos que ¡hacer ejercicio no es sufrir! Hay diferentes maneras de practicarlo, solo debes buscar y buscar hasta que encuentres la que más disfrutes. Prueba con clases de yoga, ciclismo o incluso natación, encuentra tu pasión.

Empezar es difícil, pero una vez que das el primer paso y reconoces sus beneficios, te aseguro que no querrás detenerte.

  1. Tés mágicos

Hoy en día hay muchísimos tés o licuados o combinaciones en las bebidas que hablan mucho de dar beneficios a tu cuerpo, y sí, claro que los hay. Si te das una vuelta por mi página encontrarás algunos, el punto aquí es que entiendas que cuando consumes alguna bebida de este estilo, no te estás tomando una bebida mágica, tú tienes que cooperar para ver los resultados deseados, 

Debes cuidar tu alimentación y tu ejercicio, porque no servirá de mucho un té para desinflamar por la mañana, si a la media tarde estarás comiendo un pastel de chocolate con leche.

  1. Empieza con actitud positiva

 

Si solo estás pensando en qué no puedes comer, en el dolor de las piernas después de una rutina, en el sudor cuando corrías, en pesarte cada día, únicamente atraerás energía negativa y cada que pienses en una vida saludable tendrás malos recuerdos, sin ganas de volver hacerlo. Es por eso tan importante que disfrutes de cada cosa dentro de tu nuevo estilo de vida.

 

Cuando salgas a correr, observa a tu al rededor la naturaleza que te rodea. Cuando hagas ejercicio, siente como trabajas cada músculo e imagina cómo se verá en una semana.

Cuando estés comiendo tu platillo saludable, deleita cada sabor de ese comida.

 

  1. Plantea tu línea de meta

 

Cierro con broche de oro con este punto: antes de empezar a comer saludablemente o de hacer tus rutinas es sumamente importante que tengas súper claro qué quieres lograr con tu nuevo estilo de vida, no es suficiente decir “me dijo el doctor” “vi en internet”, no ¡tache!, tú realmente qué quieres ver en ti cuando haya pasado un mes, cuál es la versión de ti que quieres conocer. Esto te ayudará a tener la motivación suficiente para despertarte cada día enamorada de un estilo de vida saludable.

 

¡Ya lo sabes! De esto realmente se trata una vida saludable, no es de aparentar, de obligarnos ni de sufrir, sino de ser tú misma, pero en una mejor versión. 

 

Espero que pronto estés planteando tus nuevos objetivos y ejecutando tu plan de acción para ir por ello. ¡Éxito!

 
 

También te pueden interesar

VITAMINAS NECESARIAS

Las vitaminas que necesita tu cuerpo ¿Estás seguro que sí las consumes? Seguro has escuchado hablar de las vitaminas más comunes como vitamina C, B,Leer más

Mujer Feliz

¡Me acepto a mí misma! Allá afuera hay un montón de personas tratando de decir cómo las mujeres deben lucir, tratando de estandarizar cuánto debemosLeer más

Todo lo que tienes que saber de comer saludable

Comiendo saludable Hablemos con la verdad, cuando decimos “comer saludable” automáticamente en tu mente se ilumina una imagen de luchugas, jitomates, espinacas y quién sabeLeer más